Soy extranjero en Chile y vivo con VIH ¿Cómo acceder al tratamiento?

Migrar puede ser una experiencia logística, emocional y legalmente complicada para la mayoría de las personas. Esto puede ser aún más cierto para las personas viviendo con VIH, en la medida en la que, al menos en Latinoamérica, el acceso a tratamientos antirretrovirales suele depender del sistema de salud público, frente al cual muchos migrantes no están regularizados.

En el caso particular de Chile, afortunadamente, el Estado garantiza a todos los extranjeros residiendo en el país  atención pública de igual nivel a la que recibirían los chilenos. Incluso con trámites en proceso, es posible obtener una identificación provisional para una atención más sencilla.

A continuación, algunas recomendaciones para migrantes viviendo con VIH en Chile.

 

Soy migrante, vivo con VIH y aún no estoy regularizado

El primer paso para asegurar la atención médica es realizar la solicitud de un código del registro único nacional provisorio. El mismo, te permitirá acceder a la amplia red de salud pública del país, conformada por Centros de Salud Familiar(CESFAM) en cada comuna y hospitales generales y especializados en VIH. Para ello debes:

 

  1. Conseguir una boleta o factura de pago de un servicio que acredite la dirección en la que vives. Puede ser luz, agua, teléfono o internet y no debe estar necesariamente a tu nombre.
  2. Acercarte a la junta comunal de tu localidad para solicitar una constancia de residencia.
  3. Ir al CESFAM correspondiente a tu domicilio y pedir el test rápido, sólo necesita el pasaporte. Sino no hay disponibilidad, solicitar el test de Elisa.
  4. En paralelo, ir a FONASA y pedir un RUT provisorio, presentando pasaporte, y la solicitud de residencia timbrada y vigente, emitida por el departamento de Extranjería del Ministerio del Interior (esto es para quienes no tienen contrato de trabajo, pero va a ir variando dependiendo de si están trabajando).
  5. Una vez tengas tu RUT, podrás solicitar atención en cualquier departamento de inmunología o infectología de tu hospital público más cercano. Allí podrás realizarte exámenes serológicos y contar con asesoría gratuita para posteriormente iniciar tu tratamiento.

 

Soy migrante, vivo con VIH y ya estoy regular en Chile

Si ya has recibido tu visa o tienes residencia temporaria o permanente en Chile, el proceso es similar. Lo único que debes hacer es inscribirte al Fondo Nacional de Salud (FONASA) o alguna Institución de Salud Previsional (ISAPRE). Esto es, en palabras, simples, igual a inscribirse en un seguro de salud, público o privado, por lo que sus requisitos pueden variar. A las personas viviendo con VIH en Chile se les recomienda FONASA debido a que la mayoría de los ISAPRES no tienen aseguramiento para condiciones pre-existentes como el VIH. El testeo y tratamiento oscila entre la gratuidad y un costo bajo para casi todos los tips de FONASA.

Los pasos y requisitos para la inscripción regular a FONASA los puedes encontrar en este link.

 

Soy migrante y desconozco mi estatus de VIH

Si eres migrante y aún no conoces tu estatus serológico, solo debes acercarte a algún hospital público, CESFAM o las jornadas públicas de testeo como las que organiza Fundación Chile Positivo. En estos lugares solo te exigirán mostrar tu pasaporte.

Así, si alguno de estos es tu caso, no permitas que tu estado migratorio afecte tu estado de salud. En Chile, todas las personas viviendo con VIH y las que no, tienen derecho a recibir diagnóstico, soporte y tratamiento.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *