Día Mundial contra la depresión: Un problema de salud mental en Chile

Día Mundial contra la depresión: Un problema de salud mental en Chile

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo que afecta a cualquier persona sin importar edad o condición social, y que si no es tratada puede convertirse en un grave problema de salud, que en el peor de los casos puede llevar al suicidio, siendo esto la segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años a nivel mundial. Informes internacionales y encuestas nacionales han evidenciado que en Chile una gran parte de la población tiene depresión, según el reporte “Depresión y otros Desórdenes Mentales Comunes” (2017) de la OMS, en nuestro país 844.253 personas mayores de 15 años padece depresión, es decir, el 5% de la población.

En el caso específico de personas viviendo con VIH (PVVIH), el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH  comenta en varios de sus artículos que existen diversos estudios donde se manifiesta que la depresión podría aumentar el riesgo de mortalidad de las personas que viven con el virus. Esto debido a que, al estar afectadas por depresión, si ésta no es tratada profesionalmente podría reducir el cumplimiento de las visitas médicas y la correcta adherencia al tratamiento antirretroviral u otras medicaciones, disminuyendo el autocuidado. Asimismo, aumenta la probabilidad de incurrir en el abuso de sustancias que podrían motivar al suicidio. Adicionalmente, según el tipo y el número de episodios depresivos que tenga la persona se puede causar un efecto directo sobre el sistema inmunitario, debilitándolo fuertemente. Por lo tanto, es muy necesario abordar de forma integral la atención del VIH, donde médicos tratantes estén alerta en detectar y evaluar los síntomas depresivos para facilitar los tratamientos correspondientes.

Depresión en Chile

En Chile, a pesar de tener un Plan de Salud Mental impulsado desde el Ministerio de Salud, resulta deficiente. Aspectos tan relevantes como el bajo gasto público en salud mental y el no tener una ley integral que respalde la prevención, tratamientos y seguimiento de diferentes enfermedades mentales dan cuenta de ello. Hoy se está dejando a la deriva el bienestar de las personas y no se asegura la prestación de servicios de salud mental a la población a nivel nacional, originando un aumento de casos de depresión, ansiedad y suicidios.

Este 13 de enero Día Mundial contra la depresión, más que dar datos alarmantes queremos visibilizar esta problemática, donde urge exigir políticas públicas concretas que generen cambios relevantes para la atención no sólo para quienes viven con VIH, sino para todos los chilenos. Políticas de salud donde se mejore el acceso a la atención clínica y de tratamientos psicológicos y/o psiquiátricos para incidir positivamente en la calidad de vida de todas las personas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *