PVVIH en COVID 19

Comunicado Oficial PVVIH en COVID 19

Comunicado oficial realizado junto al CEVVIH debido a la circular que fijaba criterios para priorizar pacientes UCI del Hospital de Temuco dentro del contexto COVID 19.

El 01 de abril el Hospital Hernán Henríquez Aravena, el principal recinto de salud en la región de la Araucanía en Chile, pretendió establecer un protocolo de priorización para el ingreso de pacientes con Covid-19, debido al colapso que presenta el sistema de camas por el alto número de personas ingresadas a la unidad de pacientes críticos del recinto de salud. Dentro de esa priorización resulta alarmante que dentro las personas que no serían atendidas en dicho recinto se encuentran las “personas con inmunosupresión por VIH sin tratamiento o con mala respuesta”, y aplicaba tanto para los ingresos a las Unidades de Cuidados Intensivos, Tratamiento Intensivo, entre otras.

Comprendemos la grave situación que el COVID-19 ha causado en el sistema de salud en todo el mundo, pero no podemos permitir que algunas autoridades de este u otros hospitales pretendan priorizar unas vidas por sobre otras, convirtiéndose en un acto profundamente discriminatorio y estigmatizador. Y, a pesar de que la salud pública ha estado históricamente precarizada, la pandemia agrava aún más la situación ad portas de la temporada de invierno y el aumento de otras enfermedades respiratorias. Es deber del Estado fortalecer los servicios públicos durante una crisis o emergencia para llegar oportunamente a las personas y respetando el principio de continuidad de las instituciones públicas y como dice actualmente la constitución “crear las condiciones sociales que permitan a todos y a cada uno de los integrantes de la comunidad nacional su mayor realización espiritual y material posible, con pleno respeto a los derechos y garantías”, como la vida y la salud.

Las personas con VIH, así como aquellas otras que eran mencionadas en el protocolo, no merecemos caridad, más bien merecemos la misma dignidad y respeto que todas las personas que habitan en nuestro país. Un buen servicio de salud que no discrimine y no estigmatice implica una mejor adherencia a nuestras terapias, y en consecuencia, mejorará nuestra salud y sobrevida. Por ello es crucial que los distintos niveles de atención de salud en el país trabajen por mejorar las condiciones de atención a sus usuarios en todo momento, pero ahora más que antes proteger a quienes son más vulnerables.

A las personas con VIH y personas con otras condiciones de salud que fueron mencionadas en este protocolo, al personal administrativo y de salud que han sido nuestros aliados, les pedimos estar alerta a posibles nuevos protocolos y priorizaciones que se pretendan instaurar en las próximas semanas. Debemos exigir el trato digno e igualitario en la atención de salud, proveerlo es deber del Estado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *