salud mental y vih

Si queremos terminar con el SIDA para el año 2030 es indispensable abordar los desafíos de salud mental que enfrentan las y los jóvenes que viven con VIH en el mundo

Los resultados de la Encuesta sobre salud mental y jóvenes viviendo con VIH” organizada por Youth Stop Aids (YSA) y las investigadoras Nadege Sandrine Uwamahoro y Molly Pugh-Jones de la Universidad de Newcastle revelaron que jóvenes viviendo con VIH muchas veces presentan peores resultados respecto a su tratamiento en comparación a adultos. Lo anterior en un contexto donde un 30% de los nuevos diagnósticos de VIH ocurren en personas entre los 15 y 25 años y las enfermedades oportunistas asociadas al SIDA son la segunda causa de mortalidad en jóvenes entre 10-24 años en el mundo.

Está encuesta que se realizó en el mes de Mayo del 2020 gracias al financiamiento de la Universidad de Newcastle y su Fondo de Justicia Social, contó con la participación de la Fundación Chile Positivo, Teenergizer y The Global Network of Young People Living With HIV (Y+ Global), quienes se encargaron de apoyar desde sus plataformas o medios digitales la difusión de este estudio. Esto con el fin de poder llegar a la comunidad objetivo en las diversas regiones y así poder escuchar las voces y experiencias de jóvenes seropositives, comprendiendo mejor el cómo abordar las problemáticas vinculadas a su salud mental que atraviesan desde el momento que reciben un diagnóstico y durante su tratamiento. 

El grupo encuestado estuvo compuesto por jóvenes viviendo con VIH y profesionales que trabajan directamente con jóvenes seropositives, incluyendo a investigadores/as, activistas, personal de organizaciones sociales (ONGs) y profesionales de salud. A nivel global 214 personas respondieron esta encuesta de diferentes partes del mundo, tales como África, América Latina, Europa, Pacífico-Oeste y el Sudeste de Asia. Para el mes de Noviembre del 2020 estará disponible el informe completo (en inglés) y el resumen del reporte (en español), el cual será enviado a todas las personas que participaron y respondieron la encuesta.

¿Qué dijeron les jóvenes en la encuesta?

  • 74% de jóvenes viviendo con VIH reportaron que no sentían que había suficiente financiamiento para los servicios y programas de salud mental en sus países.
  • 72% de jóvenes viviendo con VIH indicaron que no estaban conscientes de alguna investigación o intervenciones de apoyo que abordara la salud mental en jóvenes viviendo con VIH a nivel global.
  • Sólo un 15% de jóvenes reportaron sentirse segures de revelar su estado serológico debido al miedo vinculado al estigma y la discriminación y sólo un 29% de jóvenes reportó tener los conocimientos y herramientas para enfrentarse al estigma vinculado al VIH.
  • Para aquellas personas que sí se sentían capaces de revelar su estado serológico, reportaban que haberlo hecho ayudó en sus relaciones con sus seres queridos, a mejorar su gestión sobre el VIH y a inspirarles a apoyar a otras personas jóvenes con VIH. 

 

[Algunos efectos positivos vinculados a revelar el estado serológico:] Mayor aceptación personal. La posibilidad de expandir tu conocimiento sobre el VIH al abrirse a más conversaciones sobre la vida de otras personas (…). Personalmente, revelarlo, cuando sientes que es necesario, puede ser muy liberador y te permite ser tú mismo” Joven viviendo con VIH, Región de las Américas

  • Un 28% de las personas jóvenes reportaron haber sido verbalmente abusados o ridiculizados por su estado serológico y un 20% reportó haber sido rechazados por sus parejas por lo mismo.
  • Mientras que el 77% de jóvenes reportaron dificultades financieras como un estresor principal en sus vidas, incluso sobre otros estresores asociados al VIH como es el estigma.
  • Un 85% encuestado cree que la salud mental de jóvenes viviendo con VIH es peor que sus pares que no viven con el virus. Otros estresores reportados incluyeron el rechazo por miembros familiares, que se le nieguen servicios de salud, exclusión de eventos sociales y la negación de un trabajo en razón de su estado serológico.

Recomendaciones de las investigadoras del estudio

En este primer reporte las investigadoras pudieron dilucidar una serie de problemáticas y desafíos por delante en relación a la salud mental de jóvenes seropositives alrededor del mundo, dejando como prioridad el generar acciones desde el Estado para dar una respuesta responsable al VIH a través de las siguientes recomendaciones:

  1. Priorizar e invertir en salud mental

Es necesario asegurar el financiamiento para servicios de salud mental para jóvenes viviendo con VIH, el cual sea suficiente, sostenible y accesible y aborde las necesidad reales de la comunidad. Sobretodo, se ha recomendado el integrar los servicios de salud mental dentro de los programas de VIH ya existentes en los países. 

  1. Trabajar activamente con jóvenes viviendo con VIH para dar respuesta al VIH y a problemas de salud mental

Se ha demostrado que los/as jóvenes juegan un papel importante en la respuesta al VIH, especialmente en el abordaje del estigma, en facilitar el acceso a servicios de salud mental a partir de derivaciones de pares y en entregar servicios de salud mental. Los/as jóvenes están mejor situados/as para entender y abordar los desafíos que ellos/as y sus pares se enfrentan. Por lo tanto, deben recibir el apoyo, herramientas y capacitación para desafiar el estigma asociado al VIH y la salud mental. Las organizaciones lideradas por jóvenes necesitan reconocimiento y financiamiento para proveer de apoyo directo y facilitar el acceso a servicios de salud mental que sean amigables para jóvenes. 

  1. Entender y abordar la relación entre el trauma y VIH, y abordar el estigma asociado al VIH. 

Las personas jóvenes viviendo con VIH experimentan estresores y traumas tanto vinculados con el VIH como no vinculados con el virus. Los servicios de VIH deben tomar en consideración la intersección entre el VIH y las experiencias de trauma, adoptando un enfoque informado sobre traumas en su atención de salud. Este enfoque puede ayudar a facilitar las discusiones en torno a la salud mental dentro de los servicios de VIH, incluyendo el estigma, que fue un tema que emergió como de los más significativos en los estresores asociados al VIH. Se deben realizar esfuerzos para enfrentar el estigma dentro de los servicios de salud, abordando temáticas sobre mala salud mental y una comprensión del VIH, al hacer capacitaciones o formaciones dirigidas a profesionales y personal de salud.

En caso de querer contactar a Nadege o Molly, investigadoras responsables de este estudio para alguna pregunta o solicitar más información, pueden hacerlo en los siguientes correos:

  • Nadege Sandrine Uwamahoro, es candidata a doctorado y voluntaria de Youth Stop AIDS en la Universidad de Newcastle, N.S.Uwamahoro2@newcastle.ac.uk
  • Molly Pugh-Jones, es la co-coordinadora de Youth Stop AIDS de Londres y el Sur de Inglaterra, ysasouthernenglandcoordinator@gmail.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *