#GuíaDeBolsillo: COVID y VIH

¿Cómo funciona el coronavirus?

Un primer e importante punto a aclarar es que el nombre COVID-19 es un acrónimo para coronavirus disease 2019, por lo que describe a una enfermedad, la cual es provocada por el coronavirus SARS-CoV-2. Las personas viviendo con VIH y los profesionales de la salud sabrán que los virus tienen distintos mecanismos de funcionamiento. En el caso de los coronavirus, según explica New York Times, estos reciben su nombre debido a su forma de corona, cuyas puntas son capaces de adherirse a algunas células del epitelio respiratorio de la nariz y la boca, abriéndolas como si de una llave se tratara.

La forma redondeada del virus es una burbuja de lípidos, o grasa, que puede desintegrarse al contacto con el jabón. Razón por la cual lavarse las manos es tan importante.

Una vez dentro de la célula, el virus libera su propio código genético dentro de ella, llevando a cabo un proceso de replicación similar al que realiza el VIH. Con el paso de los días, la célula está completamente secuestrada y se convierte en una máquina que genera nuevas proteínas virales. Las cuales mantienen al sistema inmunológico al margen y, posteriormente, constituirán nuevas copias del virus.

Estas copias se ensamblan cerca del borde exterior de la célula, de la cuál son liberados hasta la muerte final de esta. El proceso se replica una y otra vez afectando profundamente a más y más células de los tejidos del aparato respiratorio. Así como el VIH ataca a las células linfáticas y las desmorona, el coronavirus del 2019 ataca a las células que nos ayudan a respirar.

 

¿Cómo se contagia el COVID-19?

Como ya explicamos, el coronavirus se transmite al entrar en contacto con las células del epitelio respiratorio. Lo que para el VIH son los linfocitos CD4, para el coronavirus son la células respiratorias. El virus accede a estas al entrar en contacto con la nariz y la boca.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus al igual que otros coronavirus, no es considerado una infección de transmisión sexual, sin embargo, en la medida en la que el virus se contagia a través de la saliva, cualquier contacto cercano con esta puede ser una forma de infectarse. En términos generales, la recomendación del distanciamiento social aplica también para la interacción sexual.

 

¿Son las personas seropositivas (VIH+) población de riesgo?

Hasta ahora la evidencia científica no muestra una relación entre un mayor riesgo a sufrir complicaciones por el COVID-19 y ser seropositivo. Tal parece que las personas con carga viral indetectable y un conteo de CD4 mayor a 200 células/mm3, por lo tanto con un sistema inmunológico completamente funcional, no están a un mayor riesgo frente a esta enfermedad. Una persona joven de estas características y sin una condición de salud preexistente distinta, parece estar tan vulnerable a complicaciones como una persona VIH negativo.

Sin embargo, por analogía, podría decirse que las personas viviendo con VIH que estén inmunosuprimidas y que tengan un conteo de células CD4 menor a 200 por mm3, sí podrían estar riesgosamente expuestas a la infección por COVID-19, pudiendo comprometer gravemente su salud. Sin embargo, no hay evidencia científica que corrobore esto.

 

Recomendaciones para prevenir el contagio:

  1. Evita aglomeraciones y planifica tus salidas.
  2. No interrumpas tu TARV. Si no puedes ir personalmente a retirarlo, pide ayuda a alguien de confianza para que lo haga por ti. Evita o demora cualquier visita al hospital no esencial o no urgente.
  3. Asegúrate de tener suficientes medicamentos, incluido al menos un mes libre. Si viajas a lugares donde podría haber un riesgo de cuarentena, lleva contigo medicamentos adicionales para poder cubrir el tiempo de la cuarentena.
  4. No es obligación revelar tu estado serológico a tu empleado/a para pedir permisos.
  5. Si vas a tener sexo con alguien, pregúntale si ha tenido síntomas de COVID-19 y no olvides ¡usar condón! Evita besos y contacto directo con saliva. Es difícil, pero no imposible 😛
  6. Evita fumar, los poppers, el consumo de otras drogas inhaladas o aspiradas que podrían debilitar tu epitelio respiratorio y tus pulmones. Bajo toda costa, evita los carretes, las multitudes y los espacios concurridos.
  7. Si eres adulto mayor o sufres de multi morbilidades debes seguir las recomendaciones generales de prevención y tener un especial cuidado a la exposición.

Y aunque parezca obvio!!

  • Lava tus manos con agua y jabón frecuentemente. Si no tienes acceso a estos elementos, usa alcohol gel.
  • Usa mascarilla y mantén distanciamiento social.
  • Si presentas síntomas de COVID-19, comunícate con tu centro de salud más cercano.
  • Si presentas dificultad para respirar, dolor en el pecho, coloración azulada de la piel, acude inmediatamente a urgencias

 

Gráficas en instagram:

NOTICIAS RELACIONADAS

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *