Señor Director

Como país hemos visto con esperanza el proceso de vacunación contra el COVID19. Sin embargo, esta semana la información proveniente desde el Ministerio de Salud no ha sido nada clara.

Se ha difundido el retraso de la vacunación hacia los pacientes con comorbilidad del 22 de febrero al 8 de marzo, para luego establecer que el calendario no sufriría modificación alguna. No obstante, pacientes crónicos no figuran en calendario actualizado del mes de febrero.

Es nuestra obligación alertar sobre los riesgos que implica que se modifiquen los criterios de priorización, retrasando la inoculación de personas con patologías crónicas, incluyendo a aquellas que viven con VIH. El llamado de la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, a “asegurar primero a los grupos de mayor riesgo”, debe ser clave en este momento para entregar seguridad a un sector de la población que está en una situación de mayor vulnerabilidad.

Llamamos a la autoridad a que rectifique e informe de manera apropiada, donde primen los criterios sanitarios y no políticos y/o económicos, de tal forma que la organizaciones civiles podamos entregar información clara.

También solicitamos que se cuente con un protocolo único y nacional para que en el proceso de vacunación a personas con VIH se respete la confidencialidad del diagnóstico.

Isabel Amor, Fundación Iguales
Carlos Lobos, Fundación Chile Positivo
Débora Solís, Asociación Chilena de Protección de la Familia

Diario: El Mercurio Publicado 19/02/2021

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •