Activista Agustín Alvear-Blau: “Estamos situados dentro de una cultura que pone énfasis en la violación”

La iniciativa “Mes del Consentimiento”, que se realizó por primera vez en febrero del 2021 a través de un llamado abierto a la comunidad por medio de la plataforma de Instagram de @PoliamorChile, con el fin de unir fuerzas para promover la cultura de consentimiento, logró reunir diversas organizaciones y activistas, tales como @poliactivismo, @etsex, @expodiversidadoficial,  @diversidadesquillota.cl, @aprendizdelamor, @coachderelaciones.agustin, @sochisex,  @educandocorporalidades,  @yayita_espiritualegym,  @carilemu, @sobresexo.cl,  @vannalombardo,  @carola.fernandezn y @fchilepositivo, tomando como idea fuerza el uso del hashtag o etiqueta #PreguntamePrimero, donde por medio de contenido educativos e informativos se buscaba orientar a la población la necesidad de erradicar de los diversos espacios, sobretodo en prácticas sexuales la problemática de la violencia o las agresiones sexuales. Siendo esto, una estrategia para tomar acciones directas en pro a la construcción de una cultura donde el consentimiento sea la base de toda experiencia sexual.

 

En conversación con Agustín Alvear-Blau, fundador de PoliamorChile y gestor de la iniciativa pionera haciendo uso del #PreguntamePrimero, que logró visibilizar y sensibilizar de que se trata el consentimiento en nuestra cultura actual, comentó que esta estrategia surgió debido “ por leer un descargo de una amiga sexóloga en sus historias de Instagram, y que molesta hablaba de cómo una colega, activista por los derechos sexuales, había sido importunada con comentarios fuera de contexto. Ahí me percaté de lo expuestes que quedan muches activistas por los derechos sexuales (y otres también) a recibir comentarios de índole sexual, sin mediar consentimiento alguno, y al hablar con ella, me di cuenta que mi molestia no pasaría de nuestro chat privado si no se hacía algo. Fue ahí cuando me dije, hay que hacer algo, y le hablé a algunes activistas con el fin de crear una campaña que promoviese el consentimiento sexual, pues estamos situados dentro de una cultura que pone énfasis en la violación y es imperante que pasemos a una que resalte el consentimiento como pilar de cualquier actividad sexual y en sí, cualquier dinámica relacional”.

 

Acerca de la relación que tiene el consentimiento con el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, expresa que: “El ejercicio pleno de nuestros derechos sexuales y reproductivos implica sí o sí, a mi parecer, mediar toda actividad en base a un consentimiento pleno, que implique las cinco dimensiones que se le asocian, es decir que sea entusiasta, reversible, libre, informado, específico, y me atrevería a añadir luego de leer una publicación de Alba Centauri de @poliactivismo, una sexta dimensión que sería la responsabilidad, la cual implica ser consciente del lugar de poder que une ocupa en dicha dinámica”.

El consentimiento es algo que todes deberíamos conocer y aplicar a lo largo de nuestras vidas pero… ¿A qué edad se debería empezar hablar/educar consentimiento? Agustín nos cuenta que “El consentimiento debe enseñarse desde el nacimiento, en pequeñas acciones, como por ejemplo el saludar, muchas veces he visto que a les niñes pequeñes se les obliga a saludar de beso a familiares o personas cercanas a la familia, y ahí es donde con la acción les demuestras que su opinión no es relevante y eso inicia un ciclo que cuesta romper, (…) si desde la primera infancia nos enseñasen a respetar nuestros límites y poder saludar de besos a quienes queramos y poder a otres saludarles de la mano, creo se cementaría una cultura del consentimiento para futuras generaciones”. Agustín también sugiere un libro de apoyo a madres, padres y adultes para explicar el consentimiento en la crianza “Hay un libro muy bueno de Rachel Brian que se llama “El consentimiento” (¡para niños y niñas!) que recomiendo mucho” dice el entrevistado con ánimos de invitar a complementar la enseñanza sobre el tema.

 

Respecto a la relación entre el consentimiento y la prevención del VIH y otras ITS en Chile, Agustín comenta que, “el consentimiento implica que sea informado y como añadí responsable, por lo que creo que basar nuestros encuentros sexuales en el consentimiento implicaría tener un conocimiento de los riesgos que implica toda actividad sexual, entre ellos las ITS, y con llevaría también una responsabilidad para con otres, por lo que se relacionarían en pos de una sexualidad más informada y consciente.

 

Al reflexionar respeto al contexto chileno y las necesidades en cuanto a la construcción de una cultura del consentimiento, Agustín señala que “es primordial una educación sexual integral, ya se ha visto que los programas que actualmente están implementados no sirven, pues generan un miedo, un desconocimiento y un estigma hacia las ITS, embarazos no deseados, y sobre todo se ha demostrado que no conducen a una sexualidad plena, donde debiésemos reconocernos como seres sexuales. No significa que con promulgar una ley se solucionaran todos los problemas pero si marcará el inicio de un cambio cultural que nos permitirá en el camino ir solucionando todos esos problemas que nos aquejan como sociedad.”

 

 

 

Como cierre de esta iniciativa se desarrolló una plenario reflexiva sobre todo lo abordado en mes por las diferentes organizaciones sociales participantes sobre el consentimiento. Además, entre las acciones post actividad se esta desarrollando un e-book, el cual serán un compilado de varios documentos sobre esta temática que estará disponible próximamente y al cual se podrá acceder gratuitamente todas las personas que deseen promover o fomentar la cultra del consentimiento en su cotidianidad. 

NOTAS RELACIONADAS

#PreguntamePrimero: HACIA UNA CULTURA DEL CONSENTIMIENTO

Crear una cultura del consentimiento es un trabajo conjunto que requiere que todes participemos activamente en cambiar las formas en las que nos relacionamos con otres. Debemos resaltar la necesidad de que dentro de toda interacción en que se involucre a más personas debemos preguntar para obtener un permiso o una autorización antes de actuar. De esta forma haremos frente a la cultura de la violación que ha estado presente normalizando y justificando la violencia sexual. 

A continuación, hemos definido algunos temas relevantes para impulsar la creación de la cultura del consentimiento, prevenir agresiones y eliminar la cultura de la violación.

  1.  Incorporar la Educación Sexual Integral desde la infancia, es necesario incorporar desde la primera infancia, de forma gradual y progresiva la importancia que tiene el respeto sexo-afectivo en cualquier tipo de relación, las cuales se deben centrar en la consideración, la empatía y la reciprocidad de las decisiones tomadas por cada une de les actores.
  2. BASTA de cosificar al otre, cada persona tiene la total libertad y autonomía de decidir sobre qué hacer o no con su cuerpo, y esto no puede ser pasado a llevar por ningún motivo. Para lograr una cultura del consentimiento es necesario no ver al otre como un objeto que satisface deseos, sino como un ser emocional y  con capacidad de decisión, al cual se debe respetar.
  3. Énfasis en la comunicación y el deseo, corresponden a elementos primordiales en el desarrollo de cualquier interacción, en las cuales se debe mantener comunicación tanto verbal como no verbal del consentimiento entregado a cualquier práctica, ya que deben ser aprobadas de forma voluntaria y con base en el deseo.
  4. Dejar masculinidades nocivas y NO culpabilizar a las víctimas, es importante generar debate en torno a la masculinidad, para eliminar  la normalización de conductas que pueden dañar a otres al ignorar si están o no consintiendo, pues ignorar la existencia de este implica someter a la otra persona a un acto del que no desea participar.Cualquier acto sexual no consentido es agresión y es responsabilidad de quien lo comete, NO de las víctimas.
  5. Aceptemos un NO como respuesta. Al preguntar siempre debemos considerar el obtener un NO. Que el otre manifieste una respuesta negativa no implica un daño moral, un ataque o un insulto, es importante aceptar que el otre simplemente está haciendo uso de su autonomía corporal y capacidad de tomar decisiones. Puede causar incomodidad recibir una respuesta negativa pero debemos entender que son emociones displacenteras que podemos aprender a gestionar.
  6. Esclarecer límites y decisiones en la interacción sexual, en toda interacción se deben establecer y respetar los límites y decisiones tomadas por les integrantes, las cuales son de total voluntad y no deben ser cuestionadas o persuadidas. En este sentido, los límites del consentimiento no son difusos como se nos ha hecho creer, por el contrario están clarificados y especificados.
  7. Cuestionar la sexualidad de los medios de comunicación, se tiende a presentar elementos asociados a la sexualidad y al afecto que difieren de la realidad por su nivel de ficción e idealización de las interacciones, en donde frecuentemente se romantiza la violencia o se promueve a la misma como sinónimo de deseo sexual.

¡TE INVITAMOS A CONSTRUIR JUNTES LA CULTURA DEL CONSENTIMIENTO!

Puedes compartir este contenido o descargar el material gráfico que te dejamos a continuación.

NOTAS RELACIONADAS

#PreguntamePrimero: MITOS Y ESTEREOTIPOS DEL CONSENTIMIENTO

Los estereotipos son creencias generalizadas sobre un tema particular, que en muchas ocasiones limitan o restringen nuestro actuar a través de ideas equivocadas. Al ser creencias arraigadas en la sociedad es difícil desprenderse o cuestionarlas. Es por ello que hoy abordaremos los mitos y estereotipos comunes presentes en la actualidad.

  • “Es tu deber satisfacer el deseo sexual de tu pareja” ¡FALSO! No es tu responsabilidad satisfacer TODOS los deseos sexuales de tu pareja. El no manifestar deseo sexual no te hace una “mala” pareja, ni se relaciona directamente con el aprecio o amor que sientas hacia elle. Siempre que accedas a una relación sexual debe ser por tu propio deseo y no por sentirte presionade u obligade.
  • “Todes les que van a fiestas es porque quieren tener sexo” ¡FALSO! No existen lugares mas catalogados como sexuales o promiscuos que otros, es totalmente valido divertirse en fiestas, bares, discoteques, etc y no por ello deben haber intenciones sexuales de por medio. Así mismo nadie debería juzgarte por el tipo de ropa que uses, tu consumo de alcohol y/o drogas, ni usar esto como justificativo frente a abusos.
  • “Siempre que duermas con alguien deben tener sexo” ¡FALSO! El acto de dormir o permanecer en una cama con un otre no debe ser simbolo de que necesariamente debe existir una interacción sexual. Nadie puede obligarte a hacerlo solo por compartir la misma cama, ni puede presionarte por ya haber consentido permanecer en ese sitio (habitación).
  • “El sexo SIEMPRE mejora la relación” ¡FALSO! Las relaciones son multidimensionales, por lo que su estabilidad depende de muchos elementos, tales como: la comunicación, humor, pasatiempos en común, confianza, entre muchos otros. El sexo no es una solución mágica en la dinámica de una pareja o encuentro sexual.
  • “Dime con cuántos andas y te diré cómo eres” ¡FALSO! La cantidad de parejas sexuales que una persona tenga o haya tenido no define el valor o el grado de promiscuidad de la misma. Es de la libre expresión de cada une la elección de sus parejas o compañeres sexuales y la cantidad o frecuencia de estos no te vuelve “fácil”, “ganadore” o cualquier otra etiqueta.
  • “Si es amable contigo es porque le gustas” ¡FALSO! Todes tenemos diferentes formas de ser y de expresarnos, lo que para ti parece un acto de coqueteo o seducción podría ser solo una forma de expresar amabilidad, buenos tratos o carisma. Antes de actuar en respuesta a estas señales, pregunta y dialoga con la otra persona, si bien puede sonar incómodo evitarás que ambos pasen por un mal rato.
  • “No existe la amistad entre hombre y mujer” ¡FALSO! La amistad como relación social va más allá de los géneros y orientaciones sexuales de les involucrades, no implicará obligatoriamente en un relación romántica y/o sexual.
  • “Trata de tener una relación de película” ¡FALSO! La vida real difiere de la ficción y muchas veces los besos inesperados o actitudes violentas durante el sexo no siempre son percibidos como positivos, contrario a esto, pueden incluso ser una señal de alarma. También, actitudes persistentes o declaraciones públicas pueden intimidar o generar presión social.

Y recuerda que: “Es tarea de todes derribar estos mitos y estereotipos, para así construir relaciones más saludables y basadas en el consentimiento.”

¡Juntxs crearemos la Cultura del Consentimiento!  Te invitamos a ser parte del Mes del Consentimiento haciendo uso del hashtag #PreguntamePrimero en tu red social favorita. Puedes compartir este contenido o descargar el material gráfico que de dejamos a continuación.

NOTAS RELACIONADAS

PREGUNTAMEPRIMERO

#PreguntamePrimero: HACIA LA CULTURA DEL CONSENTIMIENTO

El consentimiento es la base de toda actividad sexual con el fin de procurar que todas las experiencias sexuales sean placenteras para todas las partes involucradas. Por lo mismo, como Fundación Chile Positivo que se dedica a levantar proyectos vinculados a la educación sexual integral, nos hemos unido a la iniciativa llamada “Mes del Consentimiento” propuesta por la ONG “Poliamor Chile”, quien junto una red de organizaciones aliadas en todo el mes de febrero buscaremos sensibilizar y visibilizar la importancia del consentimiento como una de las acciones fundamentales para ejercer nuestros derechos sexuales, compartiendo contenidos por diversos medios digitales utilizando el hashtag #PreguntamePrimero.

Aquí te compartimos una guía básica de consentimiento sexual:

¿Qué es el consentimiento?

El consentimiento es un acuerdo verbal o no verbal para ser parte de un acto sexual, indica el deseo de participar de cualquier práctica sexual y no sexual. Es indispensable, pues implica la toma de una decisión sobre nosotres y sobre lo que deseamos. Del mismo modo, el consentimiento es un acto de respeto y empatía hacia lo que la/s otra/s persona/s pueda querer o desear, siendo mutuo entre todes quienes participen de la acción acordada.

Es importante tener en consideración que el consentimiento siempre debe ser:

  • Libre, ya que implica tomar una decisión consciente y sin ningún tipo de presión, influencia o manipulación para ceder ante lo que el otre imponga o desee.
  • Informado, se debe conocer de forma clara todas las acciones en las cuales se participará.
  • Específico, no sólo se consienten las prácticas sexuales, sino también el cómo, cuándo y dónde se van a practicar.
  • Reversible, es posible retractarse en cualquier momento del acto en curso, sin que esto implique algún perjuicio o consecuencia negativa. No necesitas justificarte al detener un acto o práctica. Asegurate de ir renovando continuamente el consentimiento y estar atente a señales no verbales.
  • Entusiasta ya que debe ser plenamente deseado y del gusto de lo une quiera hacer, NO de lo que quieran que hagas, las actividades consentidas deben serlo sin ningún tipo de presión por cumplirle a le o les participantes del acto sexual. De esta forma el consentimiento asegura la plena satisfacción de cada una de las partes involucradas.

    Y no olvides que: “Cualquier práctica sexual sin consentimiento es una violación o agresión sexual.”

¡Juntxs crearemos la Cultura del Consentimiento!  Te invitamos a ser parte del Mes del Consentimiento haciendo uso del hashtag #PreguntamePrimero en tu red social favorita. Puedes compartir este contenido o descargar el material gráfico que de dejamos a continuación.

NOTAS RELACIONADAS

Inicia la campaña #QuéTantoSabes, Hazte El Test! para sensibilizar sobre educación sexual integral y salud mental a adolescentes y jóvenes de Chile

Este 8 de febrero, se inició la campaña #QuéTantoSabes,Hazte El Test! iniciativa que involucró el trabajo colaborativo entre la Organización Panamericana de la Salud/Chile,  Ministerio de Salud con la representación del Departamento del Programa Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA y las ITSde Chile y la Fundación Chile Positivo, para concientizar sobre educación sexual integral y salud mental en adolescentes y jóvenes del país en el contexto de la pandemia por COVID-19. 

La campaña fue desarrollada a partir de un largo proceso de investigación que buscó recopilar las principales preocupaciones sobre salud sexual y salud mental de adolescentes y jóvenes residentes en Chile con edades comprendidas entre los 15 y 25 años de edad, con un especial interés en personas que forman parte de organizaciones de la sociedad civil. En total, cerca de 200 personas de 53 organizaciones o movimientos participaron en las encuestas y grupos focales. 

De esta investigación surgieron datos claves, como que el 70% de las participantes fueron mujeres adolescentes y jóvenes, quienes mostraron mayor interés en temáticas relacionadas con salud sexual y reproductiva. Por otro lado, entre los hallazgos relevantes se encontró que 52% de los participantes nunca se ha realizado ningún tipo de test para determinar su estado serológico, pese a que el número de personas sexualmente activas sobrepasa ese porcentaje. 

Además, también se elaboraron preguntas sobre salud mental y afectiva, donde la mayoría de los participantes manifestaron haber sentido soledad o aislamiento por toda la situación que representa la pandemia del COVID-19. A la vez que, el 33% de los encuestados consideraron que han sentido ansiedad más de una vez durante los últimos 8 meses, por lo que la salud mental, en términos generales, resulta un tema preocupante e importante de abordar en adolescentes y jóvenes dentro de esta crisis sanitaria actual.

A partir de estos hallazgos y otros vinculados a la salud sexual, la afectividad, la salud mental y la transmisión de VIH y otras ITS, se elaboró una estrategia que entregará consejos prácticos, recomendaciones e información útil para que los jóvenes del país puedan vivir una sexualidad plena y saludable dentro del contexto actual, donde  puedan enfrentarse a los desafíos psicológicos y afectivos que genera la pandemia. 

#QuéTantoSabes estará corriendo desde el 08 hasta el 17 de febrero a través de las redes sociales de Fundación Chile Positivo y la Organización Panamericana para la Salud.

NOTICIAS RELACIONADAS

 

#GuíaDeBolsillo: Salud Mental

¿Qué entendemos por salud mental?

La salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental incluido en la definición de salud que da la OMS: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades».

Se puede decir que está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

¿Cómo podría afectar el VIH mi salud mental?

Casi todas las personas enfrentan alguna dificultad de salud mental en algún momento. Los mayores estresantes, como la muerte de un ser querido, el divorcio, la pérdida del trabajo o una mudanza, pueden tener un impacto significativo en la salud mental. Tener un diagnóstico de salud como la infección por el VIH, puede ser otra fuente importante de estrés.

Así es como el VIH podría desafiar la sensación de bienestar o complicar una enfermedad mental ya existente. Además, el VIH y algunas infecciones oportunistas también pueden afectar el sistema nervioso y llevar a cambios en su comportamiento.

Por ello es muy importante mantener una buena salud mental para vivir plenamente y para facilitar la adherencia al tratamiento para el VIH. En este sentido, es fundamental saber cuándo, cómo y dónde obtener ayuda, por ejemplo, a través del Programa de Salud Mental de lanzó la Fundación hace unas semanas.

¿Vives con VIH?

Sin importar si tuviste un diagnóstico reciente o si vives con VIH hace años, es muy probable que hayas experimentado alguna de estas emociones que afectan nuestra salud mental:

  • Shock emocional: Cuando recibes tu diagnóstico se pueden vivir una serie de consecuencias emocionales que conllevan un estado de shock, donde ocurren reacciones emocionales muy variadas.
  • Ansiedad: Probablemente comiences a presentar una profunda preocupación por tu futuro, el cual puede que veas incierto e inseguro.
  • Tristeza: Tal vez sientas dolor anímico, ganas de llorar, insatisfacción y tengas pensamientos pesimistas.
  • Miedo: Posiblemente sientas angustia, la cual se genera por una sensación de peligro.
  • Enojo: Incluso puedes llegar a sentir mucha rabia, enojarte contigo mismx, sentirte culpable y hasta pensar que es algo que te mereces cuando ¡obviamente no es así!

En estos momentos, debes darte tiempo para asimilar lo que está pasando. Entendemos y comprendemos todas estas emociones y lo difícil que puede ser. Sin embargo, no debes olvidar que es un estado normal y transitorio, y que sí es posible reconectar con nosotrxs mismxs y nuestro bienestar.

Tiempo al tiempo

 

¿Cómo logro salir de ahí?

Recuerda que es un proceso, así que hay de ir poco a poco. Comienza por aceptar todas y cada una de tus emociones y dales el cuidado que merecen. No sacamos nada con negarlas, ocultarlas, hacer como que no pasa nada pues en algún momento van a volver a aparecer y no estaremos preparadxs.

Este proceso no tienes que vivirlo solx. Puedes pedir ayuda a tu red de apoyo, personas que al enterarse de tu diagnóstico sepas que van a estar para ti. Por ello, no necesariamente van a ser familiares, pueden ser amigxs, organizaciones de la sociedad civil, otras personas que vivan con VIH. Si vez que no es suficiente, busca ayuda profesional y acude a terapia si es necesario.

Otra recomendación es aprender lo que más puedas sobre el VIH. Infórmate, edúcate, empodérate de tu diagnóstico. Eso te va a dar seguridad y confianza para que continúes con todos los planes que tenías antes del diagnóstico y seguramente, para poder compartir ese conocimiento con personas que no saben mucho del VIH.

Por último, nunca olvides que si asistes a tus controles médicos y tomas tu tratamiento tu organismo no se verá debilitado, asegurando una buena salud.

Las personas seropositivas pueden vivir una vida plena y feliz

 

Gráficas en instagram:

NOTICIAS RELACIONADAS

#GuíaDeBolsillo: COVID y VIH

¿Cómo funciona el coronavirus?

Un primer e importante punto a aclarar es que el nombre COVID-19 es un acrónimo para coronavirus disease 2019, por lo que describe a una enfermedad, la cual es provocada por el coronavirus SARS-CoV-2. Las personas viviendo con VIH y los profesionales de la salud sabrán que los virus tienen distintos mecanismos de funcionamiento. En el caso de los coronavirus, según explica New York Times, estos reciben su nombre debido a su forma de corona, cuyas puntas son capaces de adherirse a algunas células del epitelio respiratorio de la nariz y la boca, abriéndolas como si de una llave se tratara.

La forma redondeada del virus es una burbuja de lípidos, o grasa, que puede desintegrarse al contacto con el jabón. Razón por la cual lavarse las manos es tan importante.

Una vez dentro de la célula, el virus libera su propio código genético dentro de ella, llevando a cabo un proceso de replicación similar al que realiza el VIH. Con el paso de los días, la célula está completamente secuestrada y se convierte en una máquina que genera nuevas proteínas virales. Las cuales mantienen al sistema inmunológico al margen y, posteriormente, constituirán nuevas copias del virus.

Estas copias se ensamblan cerca del borde exterior de la célula, de la cuál son liberados hasta la muerte final de esta. El proceso se replica una y otra vez afectando profundamente a más y más células de los tejidos del aparato respiratorio. Así como el VIH ataca a las células linfáticas y las desmorona, el coronavirus del 2019 ataca a las células que nos ayudan a respirar.

 

¿Cómo se contagia el COVID-19?

Como ya explicamos, el coronavirus se transmite al entrar en contacto con las células del epitelio respiratorio. Lo que para el VIH son los linfocitos CD4, para el coronavirus son la células respiratorias. El virus accede a estas al entrar en contacto con la nariz y la boca.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus al igual que otros coronavirus, no es considerado una infección de transmisión sexual, sin embargo, en la medida en la que el virus se contagia a través de la saliva, cualquier contacto cercano con esta puede ser una forma de infectarse. En términos generales, la recomendación del distanciamiento social aplica también para la interacción sexual.

 

¿Son las personas seropositivas (VIH+) población de riesgo?

Hasta ahora la evidencia científica no muestra una relación entre un mayor riesgo a sufrir complicaciones por el COVID-19 y ser seropositivo. Tal parece que las personas con carga viral indetectable y un conteo de CD4 mayor a 200 células/mm3, por lo tanto con un sistema inmunológico completamente funcional, no están a un mayor riesgo frente a esta enfermedad. Una persona joven de estas características y sin una condición de salud preexistente distinta, parece estar tan vulnerable a complicaciones como una persona VIH negativo.

Sin embargo, por analogía, podría decirse que las personas viviendo con VIH que estén inmunosuprimidas y que tengan un conteo de células CD4 menor a 200 por mm3, sí podrían estar riesgosamente expuestas a la infección por COVID-19, pudiendo comprometer gravemente su salud. Sin embargo, no hay evidencia científica que corrobore esto.

 

Recomendaciones para prevenir el contagio:

  1. Evita aglomeraciones y planifica tus salidas.
  2. No interrumpas tu TARV. Si no puedes ir personalmente a retirarlo, pide ayuda a alguien de confianza para que lo haga por ti. Evita o demora cualquier visita al hospital no esencial o no urgente.
  3. Asegúrate de tener suficientes medicamentos, incluido al menos un mes libre. Si viajas a lugares donde podría haber un riesgo de cuarentena, lleva contigo medicamentos adicionales para poder cubrir el tiempo de la cuarentena.
  4. No es obligación revelar tu estado serológico a tu empleado/a para pedir permisos.
  5. Si vas a tener sexo con alguien, pregúntale si ha tenido síntomas de COVID-19 y no olvides ¡usar condón! Evita besos y contacto directo con saliva. Es difícil, pero no imposible 😛
  6. Evita fumar, los poppers, el consumo de otras drogas inhaladas o aspiradas que podrían debilitar tu epitelio respiratorio y tus pulmones. Bajo toda costa, evita los carretes, las multitudes y los espacios concurridos.
  7. Si eres adulto mayor o sufres de multi morbilidades debes seguir las recomendaciones generales de prevención y tener un especial cuidado a la exposición.

Y aunque parezca obvio!!

  • Lava tus manos con agua y jabón frecuentemente. Si no tienes acceso a estos elementos, usa alcohol gel.
  • Usa mascarilla y mantén distanciamiento social.
  • Si presentas síntomas de COVID-19, comunícate con tu centro de salud más cercano.
  • Si presentas dificultad para respirar, dolor en el pecho, coloración azulada de la piel, acude inmediatamente a urgencias

 

Gráficas en instagram:

NOTICIAS RELACIONADAS

#GuíaDeBolsillo: Reducción de daños

Chemsex & Reducción de daños

Cuando practicamos sexo bajo los efectos de drogas –chemsex– se corren riesgos que podrían afectar nuestra salud. Para reducirlos, existen las siguientes recomendaciones:

 

Previo a utilizar drogas:

  • Infórmate sobre los efectos de las drogas que utilizarás, sus interacciones entre sí y con el alcohol. Decide qué vas a consumir y en qué dosis, y trata de no sobrepasar esta.
  • Es mejor que consigas las drogas de una fuente confiable. Conoce a tu dealer!!
  • Si vas a consumir, infórmale a alguna persona de confianza sobre tus planes y comparte tu ubicación.
  • Como las sesiones de Chemsex implican riesgo, es mejor hacerlo con personas de confianza en un sitio seguro.
  • Prepara los materiales que ocuparás: condones, lubricantes, guantes de látex, juguetes sexuales y asegura que los materiales sean compatibles entre sí (ej, guantes compatibles con el lubricante).
  • Es importante tener en cuenta que al usar drogas a estómago vacío sus efectos pueden verse amplificados, por eso se recomienda llevar unos snacks.
  • Si estás en algún tratamiento, investiga sobre sus posibles interacciones y ¡no olvides tomar tus pastillas! Lleva una dosis necesaria contigo.
  • Hazte chequeos regulares de ITS.

.

Durante:

  • Mantente hidratado.
  • En caso de usar más de una dosis, recuerda dejar al menos una hora entre ambas, pero mejor esperar más tiempo.
  • Recuerda no compartir jeringas o vías intravenosas.
  • Recuerda que es mejor no compartir juguetes sexuales, en caso de hacerlo usa un condón nuevo, o, al menos, lávalos bien con jabón y agua tibia antes de intercambiar los juguetes para evitar posible transmisión de ITS.

.

Es importante cuidarse en el grupo

Es importante que todos conversen sus límites antes de consumir por eso, traten de establecer reglas de seguridad con el grupo. Por ejemplo, elijan una palabra o un gesto de seguridad que sea fácil de recordar para que si alguien está incómodo pueda comunicarlo de una manera clara y fácil.

No abandones a tu compañere. Si ves que alguien está pasándolo mal, intenta ayudarle. Ofrécele agua, una conversación para ver que le está pasando, en caso de ser necesario llama a su persona de confianza.

 

Gráficas en instagram:

 

NOTICIAS RELACIONADAS

#GuíaDeBolsillo: Chemsex

¿Sexo con aditivos?

El chemsex se refiere al uso de drogas previo o durante el sexo. Esta práctica se lleva a cabo por diversas razones, como probar nuevas experiencias y sensaciones, desinhibirse, reducir la ansiedad, sentirse parte de un grupo, experimentar mayor placer o prolongar sesiones de sexo (individuales o grupales) durante varias horas e incluso días.

El chemsex incluye el uso de varias drogas, las cuales se usan de forma individual o mezcladas entre sí, por ejemplo, ketamina, poppers, mefedrona, LSD, MDMA o éxtasis, anfetamina, metanfetamina, GHB/GBL, por nombrar algunas.

Daños asociados

El chemsex o sexo con aditivos -como se conoce en español-  presenta riesgos para la salud de quienes lo practiquen:

  • Al estar bajo el efecto de las drogas tu percepción de riesgo baja, así como también la percepción del tiempo y el espacio. Por ello, podrías quedar expuestx a ciertas situaciones de peligro comoel abuso y violencia (sexual, física, mental), accidentes, etc.
  • Ciertas drogas producen un efecto sedante, pudiéndose generar heridas, fisuras o diversos daños durante el sexo sin que puedas darte cuenta. Esto aumenta considerablemente el riesgo de infección por VIH y otras ITS.
  • Mezclar drogas de distintos grupos puede facilitar que se consuman cantidades mayores de cada una de ellas, perdiendo el control de las dosis utilizadas. Además estos efectos pueden dar lugar a una interminable prolongación de la sesión de sexo y forzar excesivamente a nuestrxs cuerpxs.
  • El uso no responsable de drogas puede conllevar a una adicción o dependencia de estas, afectando a otros aspectos de la vida como la familia, el trabajo, estudios, etc. Además, puede tener consecuencias en tu salud mental y sexual y también en tus relaciones afectivas en el mediano-largo plazo.

¡Recuerda siempre que cuando tú u otra persona están bajo el efecto de las drogas no puedes dar/recibir consentimiento!

Gráficas en instagram:

NOTICIAS RELACIONADAS

#GuíaDeBolsillo: Lenguaje preferido

Para nadie es un secreto que el lenguaje puede determinar creencias, definir experiencias e influir sobre el comportamiento de las personas. Las palabras pueden inspirar, empoderar y darnos esperanza, pero también pueden intimidar, asustar y destrozar hasta la imagen que tenemos de nosotrxs mismxs.

Esto no es diferente en relación a las palabras que usa la gente para hablar sobre el VIH, pues afectan enormemente cómo la gente que vive con el VIH se siente sobre sí misma, así como también tienen un impacto en cómo otrxs perciben el virus.

A lo largo de los años, escuchar un lenguaje que refuerza el estigma, la opresión y la discriminación acaba afectando la salud y el bienestar de aquellas personas a las que se les ha diagnosticado con VIH, de tal manera que puede llegar a afectar a su familia, su trabajo y su desempeño en general. Por otro lado, el estigma relacionado con el VIH afecta la prevención, disuade a la gente de hacerse pruebas del VIH y hace que la divulgación de información relevante sea mucho más difícil.

Tomando esto como base, desde ONUSIDA colocaron a disposición de quien lo necesite una guía de recomendaciones terminológicas para fortalecer el lenguaje preferido o apropiado en cuanto al VIH/sida, donde se tienen términos y correcciones como los siguientes (lenguaje preferido):

Lenguaje estigmatizador
(“Intente no usar”)
Lenguaje preferido
(“Use esto en su lugar”)
Persona infectada por el VIH
Paciente con VIH o SIDA, portador del SIDA o del VIH
Positivos
Persona viviendo con VIH; PVVIH

Nunca use “infectado” para referirse a una persona

Murió de SIDA, morir de SIDA Murió de enfermedades relacionadas con el SIDA, complicaciones relacionadas con el SIDA, VIH en etapa terminal
Virus del SIDA VIH (el SIDA es un diagnóstico, no un virus, no se puede transmitir)
SIDA total No hay una definición médica para esta frase; simplemente usa el término SIDA, o VIH etapa 3
Virus del VIH Esto es redundante; simplemente usa el término VIH
Cero infecciones nuevas Cero transmisiones de VIH nuevas
Infecciones por VIH Transmisiones de VIH; diagnosticado con VIH
Infectados con VIH
Se ha infectado
Vivir con VIH o ser diagnosticado con VIH
Contraído o adquirido; diagnosticado con
Transmisión de la madre al hijo Transmisión vertical o transmisión perinatal
Prueba del SIDA Prueba de VIH (el SIDA es un diagnóstico, no hay prueba de SIDA)
SIDA, contraer el SIDA, transmitir el SIDA, contagiarse del VIH Un diagnóstico de SIDA; SIDA desarrollado; contraer el VIH (el SIDA es un diagnóstico y no se puede transmitir de una persona a otra)
Obediente Adherente
Prostituta o prostitución Trabajadora sexual; venta de servicios sexuales; sexo transaccional
Promiscuidad Este es un juicio de valor y debe evitarse. Use “parejas múltiples”
Sexo sin protección Sexo sin barreras o métodos de tratamiento como prevención
Sexo sin condón con PrEP
Sexo sin condón sin PrEP
Limpio, como en “Estoy limpio, ¿y tú?” Referirse a uno mismo o a los demás como “limpios” sugiere que las personas que viven con el VIH son sucias. Evita este término.
Sangre “contaminada”; agujas “sucias” Sangre que contiene VIH; agujas compartidas

 

A continuación te dejamos el link de dicha guía completa, la cual se puede reproducir de forma gratuita, para que empieces a ser el cambio a tu alrededor, y nos ayudes a fortalecer la respuesta a esta epidemia que no se puede dejar de lado.

Guía: Recomendaciones terminológicas de ONUSIDA

 

Gráficas en instagram:

NOTICIAS RELACIONADAS